miércoles, 10 de septiembre de 2008

Capacidad para unir!!!

Un viejo carpintero llegó a una granja pidiendo trabajo.

Al entrar encontró al dueño, solitario y ensimismado,
sentado en el tronco de un árbol talado.

Después de ofrecerle a éste sus servicios, el dueño
le respondió:


- Use esos troncos y construya algo entre mi granja y
la granja vecina, que es de mi hermano. Estoy molesto
con él y no quiero verlo más.

El ebanista guardó silencio, y comenzó a trabajar con
los leños. Eran burdos y espinosos. Los tomaba uno a
uno, sujetándolos firmemente en la prensa, para después
tallarlos con la mayor gentileza posible.

Pasó el tiempo, y, con esmero y diligencia, las manos
del hombre fueron conviertiendo los troncos en finas y
suaves piezas.

Un día, el hermano vecino llegó sin aviso a pedir disculpas:

- Me sorprendiste, hermano, gracias por construir ese
puente. En realidad, no debí haber permitido que nos
alejáramos.

El hermano pensó en el carpintero, se asomó a la ventana,
y encontró que el hombre había ensamblado las finas
piezas talladas formando un hermoso puente, el cual unía
las dos fincas por encima de la zanja que las separaba. Se
dijó a sí mismo:

- No era lo que esperaba, pero es mejor de lo que quería.

Y los dos hermanos y sus familias se reencontraron.


Aunque no lo parezca,
podemos utilizar las palabras
y las acciones de los demás para aumentar el vacío entre
ellos, o para construir puentes que les ayuden a cruzar
sus pantanos. ¿Cuáles son las construcciones por las que
nos conocen?








Cordialmente ,

1 comentario:

TITO BERRY dijo...

Luis: Buenísimo tu Blog. Que el Señor te siga aumentando de Su gracia, sabiduría, humildad y revelación, para mí, los cuatro pilares del verdadero poder de Dios. Nunca dejes de hacerte un tiempo para escribir esos mensajes tan lindos que vienen del corazón de Dios. También te invito a adherirte a mi red de blogueros JESÚSMENTE, entrando a adiosrogandoyconelmazodando.ning.com
TITO BERRY